El diputado Pardo Bigot – Carmelo Romero

Carmelo Romero, El diputado Pardo Bigot, la esperanza del sistema, Prames, Zaragoza, 2011

El diputado Pardo Bigot, la esperanza del sistema no entrará en el pritaneo de la literatura, pero posiblemente, si el devenir nos recompensa con un sistema realmente democrático más allá de la mera mención de la palabra, servirá para que las generaciones futuras conozcan el funcionamiento de un sistema político basado en unas reglas que benefician a unos pocos: a la élite.

En efecto, el autor, Carmelo Romero, especialista en Historia contemporánea, intenta –y consigue- a través de esta breve novela hacer ver al gran público, de una forma amena, el funcionamiento de nuestra “democracia”, en concreto de una Ley Electoral creada únicamente para que dos partidos se turnen, una y otra vez, en el poder como ya hicieron mucho antes conservadores y liberales en aquel largo periodo de la Restauración española, tal y como se menciona a lo largo de las páginas. No podía ser de otra manera, puesto que la protagonista de esta –que precisamente es la que está escribiendo el relato en primera persona- es licenciada en Historia, la cual, como no, se encuentra en paro, hasta que se sumerge en el turbio mundo de la política.

No obstante, la novela no habla únicamente sobre política, en ella caben muchas cosas pese a su brevedad. A lo largo de las primeras páginas se nos muestra un breve panorama acerca del profesorado de la universidad, catalogándose –a modo de tipologías- las diversas clases de profesores universitarios. No tiene ningún desperdicio, seguramente no podamos dejar de esbozar una sonrisa al reconocer, en las descripciones, a alguno de nuestros propios docentes. Y, por supuesto, las lecciones de historia no están ausentes.

Sea como fuere, el argumento central de esta novela se basa en la historia de la ya mencionada protagonista, quien, por el azar de la vida, se mete en la política. Ingresa en uno de los dos grandes partidos –en donde va ascendiendo-, gracias a un primo suyo, el cual, también por cosas del destino, comenzó su carrera de forma casual desde la política local de su pueblo, lo que da pie al autor a contarnos cómo funcionan los partidos en las zonas rurales, en especial Aragón –aunque en ningún caso nombra a esta comunidad, que debe ser intuida-y el interés que tiene para estos el ganar en pequeños pueblos.

De esta manera, la protagonista nos describe el funcionamiento de los partidos, las luchas internas, la corrupción, la sumisión de sus miembros hacia la cúpula, la carencia de “ideológica”, y la forma en la que, a pesar de no tener formación para ello, la enchufan de asesora en diversos departamentos del Gobierno regional y cajas de ahorro.

Llegado el momento de las elecciones generales, nos muestra cómo se realizan las listas electorales al Congreso y al Senado, la poca importancia de quienes van en ellas siempre y cuando sean leales, pero a los que nadie conoce. En más de una ocasión, la protagonista recuerda las clases de una de sus profesoras en la carrera, la cual explicaba, precisamente, el funcionamiento de una Ley Electoral que permite a los partidos nombrar a dedo a diputados y senadores.

Finalmente, podremos saber el funcionamiento de la institución supuestamente más importante del país, el Congreso, en donde nos descubrirá algo tan peligroso, relacionado con el desconocido diputado Pardo Bigot, que le llevará finalmente a dejar por escrito su historia.

Cada uno debe juzgar, tras su lectura, si lo que se cuenta es únicamente la imaginación del escritor o, por el contrario, es la pura realidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR