El mundo clásico: una breve introducción – Mary Beard y John Henderson

Mary Beard y John Henderson, El mundo clásico: una breve introducción, Alianza, Madrid, 2016

Obras sobre el mundo clásico hay muchas, algunas de ellas de gran relevancia. Unas son breves y divulgativas, otras largas y profundizan ampliamente en la materia. La obra que presentamos aquí, El mundo clásico: una breve introducción, apenas llega a las doscientas páginas, sin contar con que se trata de un libro de bolsillo.  Pero la brevedad del libro no quiere decir, ni mucho menos, que no posea una gran amplitud temática.

En este caso no se trata de una obra más en donde se pretende, con mayor o menor atino, realizar un resumen de los principales aspectos de las culturas griega y romana, sino que los autores, Mary Beard –recientemente ganadora del premio Princesa de Asturias– y John Henderson, realizan una brillante exposición sobre cómo debemos acercarnos al mundo clásico. A partir de los principales aspectos históricos, literarios, sociales, culturales, económicos, etc. de Grecia y Roma, la premisa básica que nos quieren transmitir es sin duda que la imagen que poseemos del mundo clásico es tan solo una distorsión de la realidad. Se ha producido una idealización tanto de Roma como de Grecia, que hemos aprendido por medio de películas, novelas, obras de arte y la propia educación.

No solo eso, sino que los valores y mentalidades de cada época han provocado que la interpretación de las fuentes, así como los temas que se han tratado hayan variado. En la actualidad, las cuestiones sociales o las de genero copan parte de la investigación, algo que en absoluto se hubieran preguntando los investigadores de hace un siglo. Además, las fuentes que han llegado hasta nosotros han influido en la forma en  que se ha estudiado el mundo clásico, puesto que estas, arqueológicas o literarias, son solo un débil reflejo de ese pasado. Esto sin contar con que muchas de las obras escritas que han sobrevivido al paso del tiempo fueron seleccionadas de acuerdo a la mentalidad cristiana, pues fue en los monasterios en donde se copiaran una y otra vez estos libros.

Los autores tampoco olvidan, desde luego, comentar la influencia que el mundo clásico ha tenido a lo largo de las generaciones y el uso que del mismo se ha hecho. Políticos, escritores, filósofos y artísticas, entre otros, han mirado hacia el mundo clásico para inspirarse, ejemplificar o, incluso, buscar justificaciones sobre diversos aspectos de sus respectivas épocas.

En cualquier caso, todos estos aspectos tratados en este libro tienen un hilo conductor, el templo Apolo Epicurio en Basas, en Arcadia, que permite a los autores conectar pasado y presente, así como las dos culturas clásicas, Grecia y Roma, a lo largo de toda la obra. Así pues, el primero de los capítulos comienza en el Museo Británico, en donde se encuentran los frisos del templo, y el último tiene que ver con las Bucólicas de Virgilio, poeta que presenta la Arcadia como el paraíso, lo que llevó en el siglo XVII a acuñar la frase “et in Arcadia ego” –de la cual se hicieron eco diversos artistas en los siglos siguientes–, y  los consiguientes problemas filológicos que la frase plantea.

Estamos ante una obra que, ante todo, pretende reflexionar sobre la visión que se tiene del mundo clásico y la forma en que deberíamos entender este. ¿Se trata, por tanto, de una introducción? Sí y no. Quien esté buscando un libro para acercarse por vez primera al mundo clásico, posiblemente le defraude en tanto que los autores, en el fondo, dan por hecho de que el lector ya tiene una serie de conocimientos previos acerca de la cultura clásica. Así pues, en realidad, se trata más bien de una obra perfecta para quien pretenda adentrarse en el mundo clásico desde una perspectiva académica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR