La Biblia

ANTIGUO TESTAMENTO (46 libros)
Pentateuco: compuesto por cinco libros, que para los judíos compone la Torah o Ley judía.
-Génesis
-Éxodo
-Levítico
-Números
-Deuteronomio
Libros Históricos: compuesto por 16 libros
-Josué
-Jueces
-Ruth
– I y II de Samuel
– I y II de los Reyes
– I y II de las Crónicas (Paraliómenos en griego)
-Esdras
-Nehemías
-Tobías
-Judit
-Ester
-I y II Macabeos
Poéticos o Sapienciales: compuesto por siete libros
-Job
-Salmos
-Proverbios
-Eclesiastés
-El Cantar de los Cantares
-Sabiduría
-Eclesiástico
Profetas mayores: compuesto por seis libros
-Isaías
-Jeremías
-Lamentaciones
-Baruc
-Ezequiel
-Daniel
Profetas menores: compuesto por doce libros
-Oseas
-Joel
-Amós
-Abdías
-Jonás
-Miqueas
-Nahum
-Habacuc
-Sofonías
-Ageo
-Zacarías
-Malaquías

NUEVO TESTAMENTO (27 libros)
Evangelios: cuatro libros
-Mateo
-Marcos
-Lucas
-Juan
Hechos de los Apóstoles
Cartas de Pablo: 14 libros
-A los Romanos
-I y II a los Corintios
-A los Gálatas
-A los Efesios
-A los Filipenses
-A los Colosenses
-I y II a los tesalonicenses
-I y II a Timoteo
-A Tito
-A Filemón
-A los hebreos
Cartas católicas: siete libros
-De Santiago
-I y II de Pedro
-I, II y III de Juan
-De San Judas
Apocalipsis

Por su parte, los judíos tienen el Canon Breve, llamado palestinense, y un Canon Largo llamado alejandrino. El primero está compuesto por 39 libros divididos en: “La Ley”, “Los profetas” y “Los Escritos”. Mientras que el Largo o alejandrino se compone de 46 libros, ya que se le añaden siete, llamados deuterocanónicos: Tobías, Judith, Baruc, Eclesiástico, I y II de Macabeos, Sabiduría, y secciones de Ester y Daniel. Los católicos usaron el Canon alejandrino, aunque desde el siglo III hubo amplias discusiones sobre los deuterocanónicos, puesto que unos eran partidarios de tan solo usar los protocanónicos, mientras que otros mantenían la necesidad de los deuterocanónicos. Los concilios cristianos que se realizaron desde el siglo IV d.C fueron dando forma al Canon, que finalmente se fijó en 1546 en el concilio de Trento. Sin embargo los luteranos solo admitieron el Canon hebreo.

En cuanto al Nuevo Testamento son textos propios del cristianismo, y forman, por tanto, la parte más moderna de la Biblia cristiana, que fueron escritos, según la tradición, por Apóstoles de Jesús, tras la muerte de éste.  En principio el Nuevo Testamento no fue homogéneo, y el Canon variaba de una Iglesia a otra. Ya en el 393 d.C el concilio de Hipona fijó el Nuevo Testamento en 27 libros, y en los concilios que le continuaron a lo largo de los siglos lo ratificaron, siendo en el Concilio de Trento cuando oficialmente el Canon se fijó como dogma de fe, compuesto por 27 libros, aunque no quedo cerrado.
El idioma original de la Biblia es en su mayoría el hebreo, aunque unos cuantos libros se escribieron en arameo (Tobías, Judit, fragmentos de Esdras, Daniel, Jeremías, Génesis, Mateo), y otros tantos en griego (Sabiduría, II de Macabeos, Eclesiástico, Partes de Ester y Daniel y el Nuevo Textamento menos Mateo). Sin embargo, pronto se tendió a una traducción integra de la Biblia a los dos idiomas clásicos de la antigüedad: el griego y el latín.  La versión griega se llama “de los Setenta”, “Septuaginta” o “Alejandrina”, considerándose que fueron 70 sabios quienes la tradujeron en la ciudad egipcia de Alejandría entre los siglos III y II a.C. Y de esta versión griega surgió la traducción al latín, en la llamada “Vetus Latina” o “Ítala Antigua”, que sería utilizada desde el siglo II d.C. hasta el siglo V, ya que por entonces el papa Dámaso ordenó a San Jerónimo una nueva versión latina, aunque teniendo presente la Ítala (Jerónimo tradujo directamente del hebreo y del griego al latín, aunque en algunos libros se mantuvo la traducción de la Ítala). Esta nueva traducción se convertiría en oficial a partir del S. VII, y se la denominó “Vulgata”. Pero han persistido hasta la actualidad muchos errores de traducción, que se han ido solucionando, en muchos casos, en la llamada Neovulgata, durante  el pontificado de Juan Pablo II.
En cuanto a la datación de los textos bíblicos, supone también un amplio problema, en especial para los textos más antiguos. En muchas ocasiones se mencionan hechos históricos, pero la duda es si los textos que los mencionan fueron escritos cercanos en el tiempo a los hechos, o en su caso se escribieron mucho tiempo después a partir de otras fuentes, lo que explicaría la amplia cantidad de errores cronológicos y olvidos.
Los textos más antiguos son los del Pentateuco, que se atribuyen a Moisés, quién habría vivido entre los siglos XV-XIII a.C. En el Nuevo Testamento, Jesús habla en ocasiones del “Libro de Moisés”: “Y acerca de que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en lo de la zarza, cómo dios le dijo…” (Mc., 12,26). Sin embargo, tampoco se tiene certeza de que fuera Moisés el autor de estos libros, ni siquiera de la existencia de éste personaje. Por otra parte, los textos pudieron ser ampliados o modificados en el transcurso de los años, e incluso cabe la posibilidad de que Moisés, o sus autores, tomaran textos de mayor antigüedad. Una comisión, en 1906, la Pontificia Comisión Bíblica, abordo el estudió del Pentateuco.
Los libros históricos tienen una cronología que va desde el 1250 a.C hasta el 100 a.C, pero los textos pudieron ser escritos mucho después de que sucedieran los hechos narrados.  Los libros poéticos o Sapienciales fueron escritos entre el s.V a.C hasta casi el inicio de la Era cristiana.  Los Profetas mayores y menores escribieron en el primer milenio. Finalmente, el Nuevo Testamento fue escrito  tras la muerte de Jesús, es decir, a lo largo de la segunda mitad del S. I d.C.

Algunos enlaces y notas de interés:
La mejor edición de la Biblia es la Biblia de Jerusalen, aunque en la red podemos encontrar numerosos textos de la Biblia, aunque posiblemente estos tengan multitud de fallos:
La Vulgata (latín)
La Biblia en diferentes idiomas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com