Los días de la semana

Supongo que la mayoría se habrá dado cuenta que la mayor parte de los días de la semana llevan el nombre de algún planeta o astro, nombres que a su vez derivan del de los dioses romanos. Esto no se da solo en castellano, todas las lenguas procedentes del latín mantienen una similar etimología en los días de la semana.

El lunes (dies lunae) está dedicado a la Luna (lunedi en italiano; lundi en francés), el martes (dies martis) a Marte (martedì, mardi), el miércoles (dies mercurii) a Mercurio (mercoledì. mercredi), el jueves (dies iovis) a Júpiter (giovedì, jeudi), el viernes (dies veneris) a Venus (venerdì, vendredi). Hasta aquí parece obvio, pero el origen del sábado y el domingo tienen una explicación más compleja.

En origen, el sábado era el día de Saturno (dies Saturni), pero nuestra palabra para designar a este día (sábato en italiano y samedi en francés) no deriva del nombre del planeta o del dios, sino que lo hace de la fiesta hebrea Shabbat, la cual designaba también al séptimo día de la semana judía. Su significado es “descanso”, siendo el día en el que los judíos guardan fiesta, al igual que los cristianos lo hacen en domingo.  El domingo (dominicus) proviene de Dominus (señor), refiriéndose a Dios, aunque para los paganos era el día del sol (dies solis). El italiano y el francés también tomaron la versión cristiana para referirse al domingo (domenica, dimanche).

Pero los romanos no hicieron más que copiar los nombres griegos, cambiándolos por sus dioses. Hemera Selene era el día de Selena, diosa de la Luna; Hemera  Areos era el día de Ares, Hemera Hermou el de Hermes, Hemera Dios el de Zeus, Hemera Aphrodites el de Afrodita,  Hemera Kronou el de Cronos, y finalmente Hemera Heliou el de Helios, dios del sol.

Las lenguas germánicas, tales como el inglés, alemán y holandés, mantienen una nomenclatura para nombrar a sus días similar a la latina, y al igual que habían hecho los romanos con los nombres griegos, se sustituyeron los nombres de los dioses romanos por los de su propia mitología. Nos encontramos, así, que el lunes, si en latín es dies lunae, en ingles mantiene la misma forma pero traducida al inglés: moon (luna) + day (día), es decir, Monday. Lo mismo sucede en alemán: Mond (luna) + Tag (día), quedando Montag. E igual morfología tiene el holandés: Maandag.

Para designar al día de Marte, los ingleses y alemanes sustituyen al dios de la guerra por el suyo propio: Tyr (para los anglosajones era Tiw) de donde proviene Tuesday en ingles; y Donar para los alemanes, de donde deriva Dienstag. El miércoles para los ingleses proviene del principal dios de la mitología germana: Odín, aunque éste es el nombre que recibió en nórdico antiguo. Para los anglosajones era  Wodan, derivando de éste el miércoles inglés: Wednesday. Lo mismo sucede en holandés: Woensdag. En cambio la palabra alemana que designa al miércoles: Mittwoch, tiene una etimología  muy distinta y significa literalmente “mitad de semana”.  El jueves proviene, para estas lenguas, del dios más conocido de la mitología germana: Thor para los escandinavos y anglosajones, de donde proviene Thursday, y Donar para los alemanes de donde deriva Donnerstag. Venus, la diosa del amor que daba nombre al viernes, es sustituida por la primera de las valquirias: Freyja o Freya, de donde proviene el Friday inglés y el Freitag alemán.

A diferencia que en las lenguas latinas, las lenguas germanas mantuvieron la designación pagana del sábado y el domingo. El Samsday inglés deriva de Satum day, día de Saturno, asi como el sabado aleman: Samstag. Y de igual forma el domingo mantiene su pagana conmemoración al sol, en ingles Sunday, que proviene de la palabra sun (sol) y en alemán Sonntag de Sonne (sol).

El portugués es el único idioma occidental que tan solo tienen nombre para dos días de la semana, sábado y domingo. El resto de la semana es nombrado por el sistema de ferias:  Segunda-feira para el lunes, Terça-feira para el martes y así sucesivamente. En polaco es  muy similar, solo nombran al sábado (Sobota) y al domingo (Niedziela, que significa literalmente “no trabajar”). El resto de días son contados como días después del domingo: Poniedzialek (lunes), Wtorek (martes), Czwartek (jueves), Piatek (viernes), a excepción del miércoles, que al igual que en alemán significa mitad de semana (Sroda).

Quizás en otra entrada del blog hable sobre el origen de la semana, así como la existencia de la semana en el mundo hebreo, babilonio, etc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR