Servus -Antonio Teruel Fernández

Antonio Teruel Fernández, Servus, Ediciones Atlantis, Madrid, 2013

“Soy Lubbo, hijo de Buntalos de los Redukenos, perteneciente a la tribu de los arévacos. Una vez fui parte de esos pueblos del interior de Hispania que defienden la libertad de una tierra a la que los romanos se refieren como Celtiberia”.

 

No cabe duda alguna de lo prolija que es la novela histórica en la actualidad. Un género dificultoso, puesto que, a la ardua tarea de enfrentarse al folio en blanco, se suma el amplio conocimiento que debe poseer el autor sobre la época que trata para no caer en tópicos y errores nefastos. En el caso de Antonio Teruel Fernández, autor de Servus, que además debuta por primera vez en el noble arte de la literatura, se puede decir que conoce bien la época sobra la que ha tratado. Esto juega ya un punto a su favor.

Posiblemente –al fin y al cabo es algo subjetivo-, la trama de Servus no sorprende en muchos aspectos y, de hecho, a veces se llega a intuir lo que va a acontecer –a excepción de algunos giros que destrozan lo que el lector espera que pase -. No obstante, la fluidez de la lectura y, por supuesto, su amenidad, la hacen recomendable, especialmente para los lectores que no quieran enfrentarse a ese tipo de lecturas en donde el amplio vocabulario utilizado llega a abrumar. El ritmo de la narración, además, es constante, en donde ante todo priman los diálogos y la acción de los personajes. Me refiero a que no vamos a encontrar amplias descripciones de lugares, cultos o costumbres, así como lecciones de Historia como en otras novelas –por ejemplo la saga de Collen MacCullough- en donde la narración es cortada hasta tal punto que uno parece que está ante un manual más que una novela. No quiere decir que Servus carezca de estos aspectos, pero en su justa medida e integrados en la propia acción.

Así, desde la perspectiva del personaje principal, Lubbo, este nos muestra la grandeza y las miserias del mundo romano, en concreto desde el punto de vista de la esclavitud, en torno a la cual gira prácticamente toda la novela, y nos deja ver, especialmente, los más bajos fondos del seno de Roma. La época elegida por el autor es mediados del siglo II a.C., periodo poco tocado por los novelistas de esta temática, los cuales prefieren el final de la República con personajes tan conocidos como Mario, Sila, Cicerón, Pompeyo, Julio Cesar, Marco Antonio, o en su caso la época del Principado. Pero el siglo II tiene igualmente su encanto. Roma ha salido triunfante de la guerra con Cartago y los nombres de Aníbal y de Escipión el Africano todavía siguen frescos en la memoria de romanos y no romanos, como se aprecia en la novela. Nos encontramos en el momento en el que Catón –la Vieja como le mencionan y otra vez sus rivales políticos a lo largo de este libro- continuamente clamaba aquello de “Cartago debe ser destruida”.

Cabe decir que los acontecimientos reales quedan en un segundo plano y rara vez personajes históricos entran en contacto con los personajes ficticios, que son los verdaderos protagonistas de la novela. Estos últimos únicamente se hacen eco de lo que acontece, pero no intervienen en ningún momento en la línea histórica. Especialmente referencia tiene Hispania, en concreto la Celtiberia, de donde ha sido arrancado a una edad temprana nuestro protagonista, Lubbo, para ser vendido como esclavo –a veces se suele olvidar que estos no eran únicamente galos, tracios, griegos y africanos-. De esta forma, las guerras y problemas en Hispania son una y otra vez mencionadas, las cuales, desde luego, no carecieron de importancia.

En definitiva, podemos decir que esta novela, más allá de la propia narración, muestra una agradable panorámica del mundo romano  e Hispania en el siglo II a.C. Recomendable para todos los públicos, pero especialmente para aquellos que quieran conocer por primera vez algo de la vida de los romanos, especialmente la más mundana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR