Viaje a la Grecia antigua – Cesare Brandi

Cesare Brandi, Viaje a la Grecia antigua, Elba, Barcelona, 2010

“Vuestras ruinas no nacieron como ruinas, eran templos, eran estatuas, eran palestras de jóvenes bellos como héroes, que los poetas cantaban como héroes, que vosotros esculpisteis como héroes, en torno a vuestros templos. Pero nuestras ruinas nacen como ruinas, nacen para ser sólo ruinas. Prometeo robó el fuego para que el hombre pudiese ser hombre, y también el cielo se humanizase: nosotros hemos violado el secreto del átomo para que la misma fuerza de la que ha surgido la vida la redujese a la muerte”

A menudo, las palabras de un título poco o nada nos dicen sobre el contenido de un libro, el cual únicamente se nos revela conforme pasamos, una tras otra, las páginas del mismo.  No obstante, esas pocas palabras que lo conforman suelen darnos unas expectativas que no se suelen corresponder, en un gran número de ocasiones, con lo que finalmente encontramos en su interior. No quiere decir esto que inevitablemente nos defraude –que puede-, sino que, simplemente, cabe esa posibilidad, nos sorprenda. Precisamente ese fue el efecto que me causó la ya antigua obra de Cesare Brandi –traducida no hace mucho al castellano-, Viaje a la Grecia antigua.

¿Qué esperaba encontrar? Quizás una especie de guía de viaje: los principales monumentos y obras de arte de la antigua Grecia que uno no puede dejar de visitar si prepara un viaje a la vieja Hélade. En cierta manera, eso mismo hallé, puesto que se hace referencia a todos esos lugares y monumentos representativos de esta civilización. También pensé, sabiendo  que Cesare Brandi era especialista en arte, que sería una descripción estilísticas de estos mismos. En efecto, también acerté.

Pero decir solo esto, además de no hacer justicia a tal obra, sería omitir la verdad, al menos gran parte de ella, sobre lo que realmente este libro nos aporta.  En sus pocas más de ciento cincuenta páginas –tras quitar unas cuantas pertenecientes al prólogo de José Francisco Yvars a la edición hispana– el autor nos entrega las vivencias de sus varios viajes a diversos lugares de Grecia en los años sesenta: Creta, Micenas, Olimpia, el Pireo, la Acrópolis de Atenas, Delfos, Eleusis, entre otros. Así, las descripciones de estos lugares y las propias obras de arte como el Parternón no son un mero comentario de estilo, sino que las descripciones nacen, básicamente, desde la experiencia y el sentimiento que producen al contemplarlas. Hasta tal punto es así que el propio paisaje que las envuelve  se convierte en una auténtica obra de arte que es descrito desde las sensaciones.

Por ir un poco más lejos, el autor incluso nos deleita con las propias sensaciones que le despertaron, no la Grecia antigua, sino la Grecia del momento –la del autor-. Las páginas están plagadas de  comentarios  acerca del modo de vida griego, las descripciones de los transportes, la vida de los mercados, sus gentes, el ambiente de algunas ciudades, las costumbres e, incluso, los gustos culinarios.

Importantes son las opiniones y críticas que Brandi, experto en estos temas, nos entrega sobre procedimientos arqueológicos, insensatas formas de restauración –no faltan las anécdotas-, el devenir de algunos de los principales monumentos y la mera destrucción de estos a manos del hombre contemporáneo. La irreversibilidad de algunas nefastas actuaciones hace que, cuando contemplamos ciertas obras de arte, en realidad estemos viendo la destrucción bestial del hombre o un intento por reconstruir un monumento que, en realidad, no sobrevivió al tiempo.

Finalmente, la narración y la prosa son majestuosas. Otro motivo por el que es recomendable, sin ningún tipo de dudas, leerlo y, por supuesto, echarlo a la maleta en nuestro próximo viaje a la cuna de la civilización.  

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR