Los pueblos prerromanos

Los pueblos prerromanos son aquellos con los que se encontró Roma a su llegada a la Península a finales del siglo III a.C. Podemos dividirlos entre los de cultura íbera, que se sitúan en el sur y levante peninsular, así como en el valle del Ebro; y los que hablaban lenguas indoeuropeas que ocupaban el resto del territorio, es decir, la meseta, oeste y norte de la Península.

Mapa pueblos prerromanos

Respecto a los primeros, los íberos, tuvieron su génesis a partir de inicios del primer milenio gracias a la influencia de fenicios y griegos. La zona en donde surge esta cultura, que luego se expande, parece ser el sureste peninsular. En cualquier caso, ya estaba formada hacia el siglo VI a.C. Se trataba de distintos pueblos (es decir, no son una unidad política) que comparten ciertas características, así por ejemplo vivían en oppida o ciudades, siendo las del sur de mayor tamaño que las del norte. Políticamente, las primeras aparecen gobernadas por monarcas, mientras que en las septentrionales parecen estar regidas por consejos de aristócratas. En cuanto a su economía, se basaba en la trilogía mediterránea, en la explotación minera y en el comercio. Socialmente, había una gran desigualdad y existirían clientelismos entre las élites y el resto de la sociedad. En cualquier caso, parece que todos debían participar en la defensa de sus respectivas comunidades. No parece que la esclavitud fuera algo habitual, aunque no quiere decir que no existieran esclavos. Respecto a la cultura, podemos destacar, además de sus cerámicas, la escultura con rasgos fenicios y griegos como la dama de Elche o la de Baza, que parecen representar diosas madres, existiendo además otros dioses que los romanos identifican con Diana, Marte, etc. Cabe destacar también el semisilabario con el que se podían escribir las diversas lenguas de estos pueblos, que no encuentran tronco común con otras lenguas fuera de la Península.

En cuanto al área indoeuropea (también llamada céltica), existe una gran problemática en torno a cómo se produjo la indoeuropeización (quizás por influencia de los Campos de Urna a partir del 1.100 a.C.) y posterior celtización, pues algunas lenguas, como la lusitana, son indoeuropeas, pero de gran antigüedad; y otras, aunque indoeuropeas, parecen proceder del tronco céltico. En cualquier caso, existen una gran diversidad de pueblos y culturas en este área.

Entre estas, debemos destacar la cultura celtíbera, que se sitúa en el este de la meseta y Sistema Ibérico. En principio, los celtíberos parecen vivir en castros (poblados en altura y fortificados), pero más tarde surgen auténticas ciudades. La economía de estas gentes se basaba sobre todo en la ganadería trashumante.

Se caracterizan, además, los diversos pueblos celtíberos por rasgos que tienen el conjunto de pueblos celtas europeos, como el hospitium (institución social que obligaba a ofrecer al extranjero hospitalidad, es decir, manutención), que quedaba sellado por las llamadas teseras de hospitalidad. Destaca también el uso de la prenda de vestir conocida como sagum (capa cuadrada que también acabaron utilizando los romanos), la importancia de la guerra y una élite gobernante rodeada de guerreros que les deben fidelidad. También tenía gran importancia las gentilidades o lazos familiares, que aúnan a un grupo de personas. En cuanto a la religión, encontramos al dios Lugus, que poseen otros pueblos celtas, así como el ritual de descarnación del guerrero que mencionan las fuentes y que se encuentran en una estela hallada en El Palao, aunque este yacimiento se encuentra en el ámbito de la cultura íbera. En cualquier caso, la cultura íbera tuvo una gran influencia sobre la celtiberia como demuestra que tomaran en semisilabario antes mencionado.

Finalmente, por mencionar otros pueblos de esta zona céltica o indoeuropea, encontramos en la zona occidental de la celtiberia a los vacceos, agrupados en grandes oppida y dedicados al cultivo del cereal en grandes extensiones. También dignos de mención son los vetones y sus características esculturas de verracos; y en la zona de Galicia, los galaicos, que habitaban en castros, al igual que astures y cántabros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com